La trampa de la "titulitis"

Fonte Irene Casado Sánchez 22/03/2013 às 12h

Con una tasa de paro juvenil superior el 55% el negocio de los másters y estudios de postgrado ha encontrado un nicho de mercado ideal en España. Ante la falta de ofertas de empleo, muchos jóvenes optan por continuar su formación superior. Sin embargo, el exceso de oferta pone en peligro la calidad y utilidad de estos programas.

Más que esfuerzo y mérito, acceder a un máster en España requiere una gran inversión. Un buen expediente académico o un buen nivel de idiomas apenas tienen importancia para muchos programas, lo que degrada el valor de estos flamantes títulos universitarios.

En los últimos años han surgido programas con dudosa utilidad; MBA en Dirección de Entidades Deportivas, en “Sports Management”, en Detección y Desarrollo del Talento en Fútbol; diversos másters de cooperación, de gestión de proyectos, de Responsabilidad Social Corporativa, de comunicación, etc. Incluso han desarrollado “masters online” con “becas” para sus aspirantes.

Detrás de muchas de estas ofertas hay intereses de fundaciones y grandes empresas. El club deportivo Real Madrid ha creado su propia escuela de estudios universitarios en la que se imparten una docena de másters. Por 10.000 euros se puede adquirir un título que acredita la capacidad de dirigir las mejores canteras deportivas y acceder a una retribución de entre 20.000 y 30.000 euros anuales.

Sin embargo, la realidad es muy diferente. Con el aumento de la oferta de másteres y MBA su valor se ha degradado y la garantía de éxito laboral, que muchos aseguran, se ha convertido en un fraude. Alimentar la esperanza de los más jóvenes de encontrar un empleo acompañado de un nada desdeñable salario, se ha convertido en la política publicitaria de muchas universidades. El precio de los estudios directivos o MBA se ha encarecido un 62% desde 2005.

“El MBA ya no es sinónimo de empleo, salvo si se va a las mejores universidades norteamericanas, como Harvard, Wharton, Stanford o el MIT”, ha señalado Miguel Ángel Zuil, responsable de Boyden en España, empresa dedicada a la caza de talentos. El prestigió de estas universidades reside en el proceso de selección; sólo los mejores alumnos consiguen entrar a formar parte de estos estudios de postgrado.“Las corporaciones tienen identificados a los mejores alumnos de cada promoción, al 10%, y son ellos los que consiguen un buen puesto de trabajo al terminar el MBA”, afirma Zuil. Los alumnos más brillantes tienen aseguradas más oportunidades en el mercado laboral; ni un título, ni un máster de miles de euros puede asegurar un buen empleo o una remuneración económica determinada.

La carrera por conseguir más títulos se ha convertido en una pequeña epidemia entre los más jóvenes. Muchas universidades se aprovechan de esta “titulitis” para convertir la formación en puro negocio. Tanto los másteres como los MBA fueron creados para mejorar y perfeccionar aptitudes de personas con cierta experiencia laboral. Sin embargo, en los últimos años estos estudios se han convertido en una extensión de las carreras universitarias. Se ha propagado la idea de que sin ellos no es posible encontrar un empleo.

Parte de esta creencia está vinculada a la introducción del Plan Bolonia, reforma universitaria establecida para crear un Espacio Europeo de Educación Superior. Con este nuevo sistema cursar un máster es imprescindible para completar la formación universitaria; lo que requiere una fuerte inversión económica por parte de los estudiantes. La deficiente instauración de este plan en las universidades españolas ha contribuido a la mercantilización de la formación universitaria. Universidades públicas, privadas, escuelas de negocios, clubes deportivos, todos han encontrado una nueva “gallina de los huevos de oro”repartiendo títulos a quienes puedan costeárselos. Cualquier estudiante con medios económicos suficientes puede conseguir con facilidad un máster o un título complementario. Cuantos más mejor. Pero el cuanto más, mejor no puede convertirse en la nueva regla de una de las generaciones mejor formadas de España.

Irene Casado Sánchez

Periodista

ccs@solidarios.org.es

Twitter: @CCS_Solidarios

Irene Casado Sánchez
Fonte Irene Casado Sánchez 22/03/2013 ás 12h

Compartilhe

La trampa de la "titulitis"